Servicio de Urología

La urología comprende el estudio y tratamiento de enfermedades que afectan el aparato uro-genital, tanto masculino como femenino. La especialidad de Urología abarca distintas patologías, de baja complejidad y otras de difícil resolución que requieran diagnósticos y tratamientos con especialistas capaces de cubrir todas las áreas de esta disciplina

Patologías más comunes:

  • Cálculos renales: Una piedra en el riñón -también llamada cálculo renal- es una masa dura que se forma en el riñón a partir de sustancias de la orina. Estos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como la mitad de la palma de una mano. La mayoría de los cálculos en los riñones se eliminan a través de las vías urinarias, pero algunas veces no salen en forma espontánea y es necesaria la atención de un médico.
  • Cáncer de próstata: Es el tumor maligno que, con mayor frecuencia, afecta al sistema urogenital. Se presenta especialmente después de los 50 años y en aquellos hombres con antecedentes familiares de la enfermedad.
  • Disfunciones sexuales: La disfunción sexual es un trastorno que dificulta o impide el mantenimiento de relaciones sexuales satisfactorias. Esto se produce durante cualquier etapa del acto sexual (deseo, excitación, orgasmo y resolución).
Especialista:
  • Dr. Jairo Prada

Preguntas frecuentes:

  • Dolor muy intenso en la espalda o en el costado
  • Sangre en la orina
  • Fiebre y escalofríos
  • Náuseas y/o vómitos
  • Orina con mal olor o turbia
  • Ardor al orinar

Existen diversos tratamientos. Sin embargo, la mejor opción va a depender del tipo de cálculo, su tamaño, localización y de las molestias del paciente.

Para prevenir un cálculo renal se recomienda beber mucha agua. El agua ayuda a eliminar las sustancias que forman las piedras o cálculos en los riñones. Si ya has tenido antes una piedra, habla con tu médico sobre otras formas de evitar nuevas apariciones. Incluso, consulta por un estudio que permite detectar alteraciones en el metabolismo (funcionamiento del organismo).

El diagnóstico precoz es de extrema importancia, ya que permite detectar tumores en etapas tempranas de su evolución y que, por lo tanto, son curables con el tratamiento adecuado

Existen dos herramientas que nos ayudan al diagnóstico: el tacto rectal o palpación digital de la próstata, y el antígeno prostático específico, que es un examen de sangre que cuando está elevado permite sospechar la presencia de la enfermedad. Ambos deben realizarse anualmente a contar de los 50 años en la población general, y a contar de los 40 años en aquellos hombres con antecedentes familiares.

Pedir una Cita

Consulta con un especialista, Ingrese sus datos serán enviados a nuestro staff medico.









    Insurance Quote

    [contact-form-7 404 "No encontrado"]